¿Hacia una medicina deshumanizada?

deshumanizacion medLa medicina es la ciencia y arte que tiene por objeto fundamental precaver y curar las enfermedades del cuerpo humano, para así poder lograr la conservación de la salud. Si analizamos la evolución de la Medicina en la antigüedad se puede percibir que en algunas épocas como lo es la del Cristianismo, la medicina manifestaba sus dotes humanistas y propósitos de bien para los individuos enfermos; lamentablemente en la actualidad esta ciencia ha ido perdiendo ese valor humanista tomando un rumbo hacia la deshumanización.

De forma lastimosa la deshumanización en las ciencias médicas se manifiesta con el deterioro de la relación médico-paciente, con la falta de aplicación del consentimiento informado y con el incumplimiento de los principios bioéticos  fundamentales, como lo son: el de beneficencia, no maleficencia, justicia y autonomía. Se podría decir entonces, que la deshumanización incluye la pérdida o modificación de esos valores tan imperante en el ejercicio de la medicina como lo son los sentimientos humanistas del médico, la vocación médica, y sobretodo, hacer el bien. Tal insensibilidad involucra todo el personal de la salud, desde la enfermera, el médico, hasta la institución hospitalaria.

Para poder hablar con precisión sobre la deshumanización, sería necesario reconocer las causas que han llevado a esta ciencia a dicha corriente. Entre estos factores puedo mencionar: 1) antecedentes históricos; 2) avances tecnológicos; 3) el nacimiento de nuevas especialidades o la superespecialización; 4) auge del neocapitalismo.

Con relación a los antecedentes históricos, el Dr. Elvis Pichardo (en una entrevista realizada), médico cirujano, quien ha realizado estudios sobre Administración hospitalaria y además maestría en Bioética, afirma que gran parte o causa de la deshumanización es una cuestión que viene desde épocas pasadas. Un factor de muchos años de existencia que se podría decir que está presente desde los inicios es el paternalismo médico, y es de alguna manera la causa principal de la deshumanización.  Este fenómeno es una corriente transmitida por la influencia de los griegos.  A lo largo del tiempo el paternalismo provoca que el médico incurra en faltar y/o violentar los principios bioéticos fundamentales, como son el principio de autonomía y de justicia, pero también pueden verse quebrantados los principios de beneficencia y de no maleficencia. Además, esta conducta definió a la Medicina como el “arte mudo”.  El médico no tenía por que hablar con su paciente, ya que en él residía toda la sapiencia y el poder heredado por vía natural.

Pero además si analizamos a nivel de las distintas épocas el médico actúa acorde a las circunstancias y como actúe la sociedad.  Ejemplo de esto, se manifiesta en los tiempos de los griegos en que la enfermedad estaba muy relacionada a cuestiones místicas, la enfermedad era un castigo o maleficio, provocando entonces que el médico actuara como una especie de exorcista.  Luego llega la época del cristianismo, en el cual el médico actúa haciendo obras de caridad, de beneficencia, y estaba más cerca de la sociedad.  Entonces continuamos con la época en que surge el movimiento cultural de la Ilustración (o Iluminismo) definido por Emmanuel Kant como la emancipación de la conciencia humana del estado de ignorancia y error por medio del conocimiento, cuya ideología fundamental consistía en la razón, en donde ésta supera la deidad que existía en la Medicina.  Como resultado de la preponderancia de la razón sobre la deidad, pues entonces empieza de forma paulatina a crecer la deshumanización en el campo de la salud.

Con respecto a los avances tecnológicos se podría decir que el desarrollo de técnicas sofisticadas que nos ayuden con el diagnóstico  han provocado que muchos médicos no se detengan de forma minuciosa a ejecutar una amplia exploración física a sus pacientes. Esto crea de forma progresiva una brecha, una distancia entre el médico y el paciente, produciendo así un deterioro entre la relación de ambos.

En la Conferencia magistral dictada durante la “Jornada Conmemorativa del Día del Médico 2000” efectuada en la ciudad de Toluca, México, el Dr. Oscar Javier Martínez, quien es coordinador del Instituto del Humanismo en Ciencias de la Salud, Universidad Anáhuac, expresó: “El desarrollo de la ciencia en este siglo XX ha sido enorme; y dentro las ciencias, las ciencias biomédicas han sido quienes han logrado varios de los avances más significativos para la humanidad.  Todo esto debido a la inquietud innata que tiene el hombre de buscar la solución a los problemas que se presentan en su vida como la cura de las enfermedades, del dolor y del sufrimiento por medio de dichos avances. Sin embargo, estos conocimientos, y sobretodo sus aplicaciones, no sólo se han convertido en una gran ayuda para quien por medio de ellos ve resuelta su enfermedad; ya que además, han convertido a la medicina en un gran negocio, y a los médicos muchas veces en grandes comerciantes”.

Otras de las causas que ha influído en la deshumanización de la Medicina es el nacimiento de nuevas especialidades o la alta especialización de esta ciencia. Esta superespecialización es producto o forma parte de los avances tecnológicos y del crecimiento a nivel de los conocimientos científicos de las enfermedades. El incremento de las especialidades provoca que los médicos se aíslen, casi de forma exclusiva, hacia el campo o área de la salud que le corresponda, produciendo así un médico de un órgano o parte específica del cuerpo humano.  Por tal razón, el galeno muchas veces limita sus hallazgos y su examen físico a la parte que le concierne pudiendo dejar pasar por alto algún problema que se pueda detectar.

No se podría dejar de mencionar que en la actualidad el auge del neocapitalismo complementa  un factor desencadenante preponderante en la deshumanización de la Medicina en la actualidad. Con el auge de la corriente capitalista se han generado nuevos mercados destinados al consumidor de servicios de salud, generando expectativas vinculadas con la concepción de la salud como un producto.  El enfermo asiste a un proceso de metamorfosis que lo convierte necesariamente en un cliente.  Se le considera como consumidor de determinada prestación de servicios con un estatuto definido de derechos y deberes propios de esa relación.

Entonces producto al análisis de estas causas surge la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las consecuencias  y/o resultados de la situación actual de deshumanización que experimenta la Medicina?

Como consecuencia de la deshumanización, los hospitales a parte de ser centros de curación, han sido visualizados como empresas, debido a la falta de recursos y a la gran cantidad de demandas. Tales razones han provocado que se deban administrar los recursos y que se deban racionalizar los gastos para poder cumplir con la mayoría de las demandas.

También se aprecia que debido a la evolución perturbada de la profesión surgen las demandas y reclamos médicos por parte de los pacientes, por las inconformidades de estos últimos.  Según Tristan Engelhardt: “El aumento de los juicios por malapraxis se debe más a fallas en la relación médico-paciente que a impericia profesional”. Como resultado de las demanadas hay una progresiva elevación de los costos de la atención médica, dada la utilización de manera más frecuente de métodos diagnósticos y de tratamientos injustificados, como consecuencia del temor de muchos de los profesionales de incurrir en errores.

Es irrefutable el hecho de que muchos médicos están marcados con conductas heredadas, fruto a los antecedentes históricos,  como lo es el paternalismo.  Por tanto, para poder lograr un gran paso de avance en la humanización de la salud habría que comenzar de forma específica en las universidades, impartiendo la bioética como asignatura así como nociones de administración hospitalaria buscando enfocar un rostro humanista de la ciencia de la salud.  Con esto estamos actuando en lo que sería la formación del médico que complementa un paso preponderante en el futuro de la salud.

Pero no podríamos dejar de considerar técnicas y proyectos que tratan de perfeccionar y dar rostro humano a la instrucción médica, como ha sucedido en la Universidad de Harvard, en donde se está llevando a cabo un programa experimental con estudiantes de medicina, que espera conseguir fortalecer el carácter humanista en sus estudiantes de Medicina.  Este programa trata de que en lugar de un estudiante pasar de una especialidad a otra cada tantas semanas para períodos intensivos de entrenamiento, siguen la evolución de pacientes individuales dondequiera  que lo lleve el curso de sus enfermedades dentro del sistema de salud.  Este programa surge por la  de maestros de Harvard al decir que los estudiantes por lo general no reciben un contacto humano con los pacientes de manera adecuada, además de que estas relaciones pueden contribuir a la empatía de los futuros médicos con los pacientes.

Otra solución muy importante debido al gasto irracional y a la falta de administración de recursos, será tratar de ejecutar o establecer una justicia distributiva, la cual indica una inversión adecuada y una distribución proporcional de los bienes con la cual se busca garantizar los servicios de salud a toda la población sin importar la clase social del individuo. Esto obligaría a tener que saber administrar nuestros recursos y de distribuirlos de manera equitativa, además de que aplicar este sistema en algunos países sería atentar contra la corriente capitalista en el modelo económico.

En conclusión, es indiscutible que la medicina en la actualidad experimenta una deshumanización. El paciente de hoy día no es el mismo de épocas pasadas.  En tiempos anteriores el paciente consideraba al médico como un ser omnisciente de todo lo biológico y confiaba en éste de manera ciega;  aquí relucía la conducta paternalista del médico. Esto indica que en el presente existe un deterioro de la confianza desde el paciente hacia el médico.  Pero, además, con el advenimiento de las demandas ha crecido la desconfianza que existe del médico al paciente debido a que los miembros del equipo de salud ven en el paciente un potencial “enemigo judicial”.

Se podría considerar con todo lo analizado en este artículo que en la actualidad la medicina experimenta una profunda crisis que debe superar, y tomar en cuenta como un propósito fundamental la superación de dicha crisis.

¿Y usted qué opina? Por favor comente más abajo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s