El síndrome del profesional quemado en medicina o burnout

medico quemadoAntes de iniciar la carrera de medicina en la universidad, siempre escuchaba opiniones a nivel social de que para ser médico había que tener mucha vocación de servicio, estudiar para toda la vida y disponibilidad de un horario flexible ya que las enfermedades llegan sin avisar. Y de hecho yo mismo mantenía una visión de que todos los médicos poseían todas esas características descritas.

Si bien es cierto, que una vez metido de lleno en la carrera (en mi etapa universitaria), los proferores constantemente enseñaban y provocaban cambios de nuestras actitudes, al enfocarnos que los médicos deben estar muy afectivos y empáticos con el paciente, es decir difícilmente tuve una percepción de la cantidad de médicos que en la actualidad tras trabajar durante muchos años llegan a una etapa de estar cansados emocionalmente de una profesión tan admirable como esta.

A lo que me refiero es adaptable a un término que se aplica a todas las profesiones y es la del “profesional quemado”, “desgaste profesional”  o síndrome del burnout. La definición del vocablo fue llevado a cabo por Christina Maslash y Susan Jackson en el 1970, ambas psicologas norteamericanas quienes lo describieron como un “síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y reducida realización personal que puede desarrollarse en las personas que desempeñan actividades que tienen como objeto el trabajo con otras personas” y ambas (Maslash y Jackson) presentan el burnout como una respuesta emocional al estrés profesional continuado.

Y ya definido el burnout, podría empezar a expresar a donde quiero llegar. Una vez que he tenido la oportunidad de compartir con varios médicos en cualquier medio (hospital, consultas, etc) he notado que muchos profesionales sin importar edad muestran una actitud hacia los pacientes de cierta indeferencia, insesibilidad e irradian cierto cansacio del día a día de su trabajo, algunos incluso me expresaron que con el tiempo y tras trabajar con infinidad de enfermos te gobierna cierta frialdad, dureza y de hecho hostilidad con el paciente. Y la verdad es que no estoy totalmente de acuerdo para nada con estas aseveraciones, de ser así entonces todos los médicos estarían “quemados”.

Para poner un ejemplo, es muy frecuente el paciente que llega solicitando atencion médica y quien le reciba sea un profesional que “sólo quiera quitarse el enfermo de encima”, que no sea asertivo, ni muestre empatía ni sensibilidad con esa persona y que peor aún le transmita una sensación al usuario que el único propósito de seguir trabajando sea solamente para ganar dinero y ya no disfrute nada de su puesto y en general se muestre a la defensiva con el enfermo.

Lo real es que el perfil de paciente ha cambiado en la actualidad, convirtiéndose en un ser más demandante y con mayores recursos de amenzar al médico de denunciarle y someterle a la justicia ante cualquier inconformidad, lo que ha provocado que muchos doctores se distancien en la relación que debe existir con los enfermos y se muestren más defensivo y muchos se “quemen” por el miedo colectivo a ser demandados. Otra razón para el burnout puede ser el empeoramiento de las condiciones laborales que progresivamente va ocurriendo en nuestro medio, que van decepcionando al galeno y conllevando a una claudicación del mismo.

Por favor opine, su comentario sería un placer recibirlo.

Anuncios

Una respuesta a “El síndrome del profesional quemado en medicina o burnout

  1. Pingback: Bitacoras.com·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s