La constante actualización de un médico

actualidad medicaEl problema de muchas profesiones, es que no sólo basta con haberse grabado en la mente todos los grandes libros que se usan en la universidad, sino que al pasar los años se deben seguir actualizando casi constantemente los conocimientos. En este caso me enfoco en las ciencias médicas que es mi profesión.

La medicina es una de las profesiones que más incertidumbre presenta al momento de ver un paciente. Los médicos siempre estamos cuestionándonos cosas, y diariamente en el ejercicio se nos presentan muchas situaciones que no vienen descritas tan claro en los libros y debemos asumirlas y resolverlas sin fórmulas matemáticas, sino con nuestras experiencias y basándonos en gran medida en algo muy de moda que es la famosa “Medicina Basada en la Evidencia (MBE)”.

Podríamos definir la medicina basada en la evidencia, según un trabajo publicado en 1997 en la Revista Española de Cardiologia como la utilización consciente, explícita y juiciosa de la mejor evidencia científica clínica disponible para tomar decisiones sobre el cuidado de pacientes individuales. De ningún modo el médico debe hacer puramente lo indicado por la bibliografía ya que no somos robots, sino que tendríamos que tener la capacidad de juicio para poder utilizar la información conseguida a favor de nuestro medio y el contexto que estemos evaluando un paciente.

En la actualidad las informaciones médicas surgen a velocidades muy aceleradas. Se publican 2 millones de artículos por año en más de 20 mil revistas biomédicas y se difunde un articulo cada 20 segundos e incluso un médico británico en el 1997, llamado Rawlins afirmó que la dosis diaria de lectura para mantenerse permanentemente actualizado en el área de conocimiento propia es de 19 artículos científicos al día ¡y esto es imposible!

Pero lo expuesto es la información que tenemos al alcance de forma inmediata, porque a todo esto habría que agregar la necesidad que hay en muchas circunstancias de asistir anualmente a congresos nacionales de actualización médica costosos (que pueden abundan entre los 300 a 400 euros), inscripciones a revistas de pago anual, la realización de vez en cuando de presentaciones (para repasar las enfermedades), de impartir clases como profesor (y así no olvidar algunas informaciones), realizar trabajos de investigación contribuyendo a esclarecer alunos aspectos de enfermedades. Y la mayoría de veces todo lo tenemos que compaginar de modo que no interfiera con el tiempo de la consulta médica de los enfermos.

El motivo de tantos esfuerzos se centra en nuestros pacientes, porque ningún médico quiere tener momentos de incertidumbre (aunque en muchas ocasiones la inseguridad acompañará a cualquier profesional, sin importar el grado de experiencia), ni de equivocación y todos al final queremos brindar la mejor atención a los enfermos, por tal razón buscamos vigorosamente y de modo incansable tratar de conocer las novedades aunque las informaciones vayan a velocidades más rápido que la capacidad de asimiliación del cerebro humano, así que retenemos lo que más nos interese.

En resumen, no importa los 6 años de carrera universitaria y los 4 o 5 años de especialización que dure un médico, porque ahí no se acaban los aprendizajes, sino que durante toda la vida profesional, los avances en la salud obligan a seguir estudiando.

Recibir su opinión será un placer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s