10 Razones por las que se pueden disgustar un Médico y un Paciente

Lo que escribiré a continuación es una mera experiencia del diario vivir de muchos médicos. Y busco recopilar algunas razones que en definitiva llevan a un deterioro de la relación del galeno con el paciente. Debo recordar que unos de los motivos importantes de demandas a los médicos es por la mala relación que pueda exisitir con el enfermo. Pero también muchos pacientes deben entender que los profesionales sanitarios son personas igual que cualquier otra y por ende no se puede esperar que el facultativo tenga la “calma perfecta” para tolerar una serie de comportamientos.

Es cierto que hay que tener una vocación para este oficio, pero una vocación no es sinonimo de “dejarse pisotear”, sino que habría que interpretarlo en este campo como una virtud para lidiar exitosamente con situaciones que en ocasiones pueden ser conflictivas.

Pondré motivos por las cuales un paciente se puede disgutar con un médico pero también expresaré las causas por las cuales un doctor puede enfadarse con un enfermo, para ver las dos caras de la moneda.

10 Cosas que pueden disgutar a un paciente cuando es atendido por un médico.

1) Que el médico no le haga caso al entrar a la consulta (por ej.: no le mire a los ojos cuando el paciente le esté hablando, o el profesional se ponga hablar por teléfono, le interrumpa, etc). En esto también entra las múltiples interrupciones que puede tenerse en una consulta (que si tocan la puerta, por parte de la enfermera, entre otras).

2) El paciente entra a la consulta y nota que el médico quiere hacer las cosas rápido, sin abarcar la totalidad del motivo de consulta y da la sensación de querer “quitarse el paciente de encima”.

3) Las dudas del paciente no son respondidas adecuadamente. Por ejemplo: el médico realiza gestos de que está harto de preguntas (respirar profundo como mostrando cansancio, o simplemente diciéndole que si le explica no le entendería, etc).

4) No explicarle bien al paciente como usar un medicamento.

5) Que el médico hable en tono agresivo, de agotamiento o de desesperación.

6) Decirle a un paciente frases como: “¡el médico soy yo y yo soy el que se!”, “¡te quejas mucho!”, etc.

7) No darle seguridad a un paciente, que este note al profesional dudando mucho en las decisiones a tomar, o simplemente que no esté centrado en la consulta.

8) Que el médico no sea agradable o simpático.

9) A las mujeres les podría incomodar una mirada fija o sonrisas fueras de lugar.

10) Mandar al paciente a desnudar y no explicarle en que consistirá la exploración física ni las pruebas a realizar, ni los planes a seguir.

10 Cosas que pueden disgutar a un médico cuando está atendiendo a un paciente

1) Que el paciente se ponga a la defensiva. Por ejemplo: el típico paciente que está inconforme de todo y ante cualquier tratamiento que el médico le paute lo cuestiona sobre si eso en realidad lo necesita y le responde con preguntas del tipo “¿Por qué no me lo indicó antes?” o “¿Por qué mejor no me pone un antibiótico?”

2) El paciente sabe que la sala de espera está llena de gente esperando y se pone a buscar conversación al médico de cosas triviales, durando más de lo que debe sin pensar en los demás, etc.

3) Aquel paciente que le cuenta las cosas a “cuenta gotas al médico”. Por ejemplo: “Doctor, hoy he venido porque me duele el abdomen”. El galeno le interroga y luego le explora y ya al final de la consulta cuando se han apartado de la camilla de exploración y se le está indicando un tratamiento el paciente a última hora dice: “Ya que estoy aquí también me duele la espalda”, lo que obligaría otra nueva exploración. Esto hace tardar más de lo debido.

4) Que el paciente demande pruebas de forma insistente que carezcan de valor diagnóstico o tratamiento.

5) Un paciente grosero disgusta a cualquier médico.

6) Pacientes que buscan segunda opinión sin decirlo claramente. Estos enfermos hacen preguntas a veces tipo test y al final de la consulta si el médico a coincidido en opiniones con el otro colega, le revelan que eso también se lo ha dicho otro profesional.

7) Pacientes ansiosos que no entienden que no hay medicina mágica y creen que todo se cura, sin comprender que aún faltan curas definitiva para muchas enfermedades. Estos pacientes generalmente acuden repetidas veces a los médicos buscando una solución que todavía no existe y a veces son agotadores.

8) Pacientes que creen que como han pagado por alguna consulta conciben que el médico está para “servicio al cliente” y piden cosas que podrían quebrantar la ética o moral del profesional. En ocasiones estos dicen frases como: “¡Mire doctor yo pago para que se me atienda así que usted debe curarme, porque no puedo seguir así!

9) Pacientes que se inundan de información en google sobre una enfermedad y van al médico a hacer una carrera de “a ver quien sabe más” y esperan que el profesional aborde cualquier argumento para responderle que en google no dice eso.

10) Pacientes simuladores, que quieren aparentar estar peor de lo que están para conseguir beneficios, generalmente laborales.

Como ven, es cierto que el profesional sanitario debe ser neutral y calmado, pero eso no quiere decir que el paciente debe ser descortés. El médico debe ser cordial, crear una confianza y empatía con el enfermo. No pido que se trate al médico como un “Dios” como se solía hacer, pero si con respeto ya que hoy dia se ven muchos casos de agresividad llegando a la violencia física con los galenos. Eso es inaudito.

¿Y a ti qué te disgusta? Expresamelo comentando por favor

Anuncios

3 Respuestas a “10 Razones por las que se pueden disgustar un Médico y un Paciente

  1. Después de leerte pienso que hay pacientes que reúnen muchas de las cosas que disgustan al galeno y a la inversa, pero puedo asegurarte que muchas veces si el médico mostrara un poco de empatía el enfermo saldría de la consulta liberado. No es igual estar de un lado que del otro de la mesa y la enfermedad te hace vulnerable. Pocas palabras bien dichas tienen un efecto placebo; muchas, llenas de términos ininteligibles te hacen pensar: será un buen profesional pero espero no tener que volver a su consulta.
    En fin, hay de todo, pero si la enfermedad es grave creo que hay que escuchar la forma de pensar y consensuar, lo mejor es vivir no, sobrevivir.
    Me gustó el escrito y puede dar un buen debate, lástima que últimamente nos dedicamos a pasar como lectores en la sombra.
    Saludos afectuosos.

    • La verdad que me ha encantado lo que has dicho. Tienes mucha razón. Una de las cualidades de un buen médico es tener una buena capacidad de lograr empatía y entendimiento con el paciente, a la vez que tener asertividad. Hay que tratar de explicarle bien las cosas y tranquilizarles. Muchas gracias por tu comentario. Un saludo.

  2. Pingback: Lo más visto en estos días… « Libertad de Palabra·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s