Nuestros Temores: ¿Un motivo de Inhibirnos?

miedo

La complejidad no tiene límites. Frecuentemente los seres humanos estamos envueltos en una capa de inseguridad, alienación y lejanía de la lógica y realidad. No sabemos a ciencia cierta los que nos trae el futuro (aunque a veces queremos controlarlo), pero debemos muchas veces arriesgar todo (por más temor que nos inunde) por una meta en especial. Sencillamente nos vemos sucumbidos por los temores.

El miedo es dueño de nuestra mente todo el tiempo, lo que sucede es que a veces lo controlamos al límite de volverlo latente y en otras ocasiones simplemente no podemos gobernarlo. Es normal sentir temor en un momento determinado, de hecho la angustia nos da la alarma de que algo peligroso o arriesgado se aproxima; de nosotros depende que sigamos nuestros destinos y vencer esa aprensión.

La vida es irrepetible, los sucesos ocurren sin volver hacia atrás, es una película que no tiene retroceso, por eso es importante que las acciones que ejecutemos no estén dominadas por el miedo para que estas puedan llevarse a cabo de forma exitosa. Muchas veces vemos el espanto de frente a nosotros, y este nos crea las dudas de seguir sucesos en nuestras vidas como es una profesión, una relación amorosa, o tomar una rápida y simple decisión.

El ser humano no debe permitirse dejarse dominar por los temores al menos que esto vaya a costar la subsistencia de forma inevitable. No se imaginan los profundos arrepentimientos que siento por no lograr obtener beneficios en mi existencia, por dejarme controlar por los temores (que normalmente nos aflige). Hoy no dejo de pensar lo tonto que he sido por permitirle a un fenómeno mental y emocional -como lo es el miedo- apoderarse de mi mente  e inhibir los deseos que tuve de seguir adelante en mi vida, de disfrutar minuto a minuto los pequeños momentos de felicidad que brinda nuestro paso por el mundo.

A veces nos excedemos de ridículos por dejar que los acontecimientos ocurran sin ser partícipes de lo que debíamos protagonizar simplemente por sentir pánico. Todo es mental, solo nosotros podemos controlar el sobresalto que quiere dominarnos. Experimentar la lucha y vencer contra ese pavor o susto que acoge a nuestro ser es cuestión de la voluntad que sintamos de disfrutar lo mejores momentos, de permitir que la felicidad invada nuestros corazones, y de lograr el pleno dominio de la mente que nos complementa.

Salvo que la existencia nuestra no esté comprometida, y siempre que sea por una buena causa el miedo no debe dominar nuestras mentes y acciones. Los más triunfadores han vencido todos los horrores y sobresaltos que han intentado trazar sus épocas, y aún así han logrado el éxito: de eso debemos guiarnos. Es inevitable que el miedo intentará arruinar todos los momentos felices que intentemos tener, así también como arruinaría todos los deseos de arriesgar o sacrificar algún esfuerzo para obtener la satisfacción de lograr algo valioso en nuestras vidas.

Simplemente la claudicación ante el pánico sería un error. El temor es normal en algún momento, por lo que el desafío es controlarlo y mantenerlo encubierto al menos que no sea necesario darle importancia.

En definitiva, el temor no nos debería inhibir y se debe aprender a vencerlo para lograr la seguridad en las decisiones.

“Te invito a opinar libremente sobre este artículo y los demás”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s