La Última Vez Que Escribí

escribir No recuerdo la última vez que escribí. Y lo triste es que lo solía hacer muy a menudo.

Siento que he perdido la capacidad de dejarme gobernar por la espontánea musa que lograba adentrarse poco a poco en mi alma y provocaba que arrancara a escribir desenfrenadamente sin detenerme.

Tal vez sea ahora el mejor momento para romper el hielo y ejercitar mi habilidad para tan agradable pasatiempo como lo es expresarme con la escritura. Quizás sea el mejor ambiente en el que me encuentro: en un autobús camino a Lisboa en un largo camino por recorrer (restan unas 6 horas de carretera), rodeado de montañas, pasto y un cielo gris que sirve de techo a nuestro camino.

La lluvia va empapando la carretera así como lo van haciendo las ideas en mi cabeza: el inconveniente es que me cuestan expresarlas. Temo sentirme ridículo con esto de la escritura pero ese temor no vence mis deseos de volver a dejarme envolver por el papel y la pluma para escribir como un loco apasionado.

En este momento no hago más que pensar como la vida se nos convierte en una aventura llena de ocasiones impredecibles que nos van sorprendiendo y a la vez nos causan miedos innatos a los que nos depara el destino.

El asunto es que cada día tenemos la responsabilidad de encontrarle el punto dulce a la vida y reconocer que tanta beneficencia hacemos en nuestro ambiente. Nadie es perfecto, eso es imposible, pero todos podemos ser mejor de lo que somos y esto es un atributo ya potenciado que habita en cada uno de los seres humanos.

A medida que escribo siento como me desvirtúo y no me centro en una reflexión en concreto: esto es señal de lo oxidado que estoy con la escritura. Lo fascinante de este arte es que me permite hablar de muchos temas, que aunque no guarden una relación entre ellos, no recibo una queja por parte del papel ni nadie me manda a guardar silencio: creo que el escribir es la forma más sublime de expresar lo que sentimos. El papel no me detiene en ningún momento advirtiéndome de incoherencias, ni faltas ortográficas, ni repeticiones, sino que deja fluir mis ideas aunque lo que diga no tenga sentido.

 
El autobús sigue su curso y ahora nos adentramos al tramo de neblina,  esto me acuerda las miles de veces que nos rodea esa nube mental que en algunas situaciones no nos deja actuar con cordura. Eso es parte de la vida, tenemos que aprender a reír de los malos momentos y reflexionar de estos porque nos ayudan a madurar la falta de experiencias en nuestras vidas.

No somos más que un manojo de experiencias, actitudes, voluntades y formas de pensar diferentes aunque seamos de textura físicas parecidas. Nuestras almas son auténticas porque nadie es igual, lo cual nos hace sumamente interesantes, peculiares y curiosos de explorar.

 
Lamentablemente nuestros valores han ido sufriendo una metamorfosis deplorable, que nos van creando cierta indiferencia a todas las situaciones crueles, malditas, inmorales, delictivas, engañosas, criminales, y todas las que nuestra mente imagine. ¿Qué rayos nos pasa? ¿Qué paso con el pudor, con la sensibilidad o sentimientos humanos? ¿Por qué muchos han ido petrificando sus corazones al punto de matar a quemarropa, a hacer daño sin medida y a ser sádicos como cualidad? La verdad es que me apena el rumbo que han ido tomando muchos en este mundo, no saben la enfermedad crónica que les dominan.

Que Dios nos ilumine.

Anuncios

3 Respuestas a “La Última Vez Que Escribí

  1. Qué sorpresa! Muy buen post, ya seguiré leyendo más. Cierto que la vida está llena de esas ocasiones impredecibles que nos sorprenden, eso es lo que la hace tan emocionante…nunca se sabe lo que viene por ahí.

    Un abrazo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s