El Hueco De Tu Vida

hueco1 Hasta que llegaste a la cima del monte Everest, pero te has dado cuenta que falta una pieza del rompecabezas de tu vida. Diariamente crees que vas a llenar el hueco que queda cuando te falta completar ese espacio con vivencias o recursos y lamentablemente no logras llenarlo.

Constantemente te cuestionas sobre que errores estás cometiendo. No tienes ni idea si vas por buen camino, no te imaginas lo que te espera en el futuro. Eres un ciego que ve los colores, aprecias el buen arte, ve el azul del cielo pero no observa los peligros que te esperan.

No te asustas sobre lo que pasará mañana pero te preocupa la posibilidad de perder en un minuto todo lo ganado en los últimos años. Crees en Dios, crees en ti mismo y como humano que eres te dejas a veces dominar por la incertidumbre del destino.

Coges el coche, conduces hasta la playa, gritas al infinito lo hermosa que es la vida, lloras de alegría por saber que estás vivo, te tiras en la arena, observas con atención el cielo y te das cuenta que la vida hay que vivirla para contarla.

Sigues sin saber que pieza le falta a tu vida. Llegas a los bares, te dejas llevar del ambiente, del aroma del vino, de lo rico que sabe el whisky con hielo y de repente te ves envuelto en la cama de aquella chica que te consumía con la mirada mientras le sonreías, y aún así no consigues iluminar el hueco oscuro de tu vida.

Has hecho de todo un poco, desde tomarte la taza de café mas costosa del mundo, pasar por el boulevard de los sueños rotos de Sabina, tomarte unos tragos con Páez, comerte unos bocadillos en el Buddha Bar de Paris y hacerle el amor a la chica que le tenías ganas desde la secundaria, y aun así no resuelves el vacio de tu existencia.

Hasta aquel día que entras al pasillo del alma, pides un cappuccino con caramelo y justo en frente está la mujer de tu vida tomando lo mismo que has pedido, te acercas y rompes el hielo con una agradable conversación y en fin te das cuenta que nunca has amado a una chica, que no te habías visualizado con alguien por el resto de la vida y mucho menos te imaginabas que tenías la capacidad de dar todo de ti inclusive la vida por alguien que cautive tu corazón.

Dejaste de buscar en los rincones del mundo la pieza que faltaba porque la encontraste justo en la esquina de tu apartamento. Lo gracioso del caso es que llegaste hasta la India sin obtener respuesta pero gracias a toda esta incertidumbre hoy eres el producto tan valioso lleno de experiencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s