Reflexión de un día normal.

meditar Lo complicado del asunto es cuando tus pensamientos dan vueltas y vueltas sin parar en una respuesta. Es como si la confusión dominara tu mente, pero en realidad estás muy seguro de tu vida.

Esta película que vivimos llena de escenas complejas e inentendibles, no hacen más que provocarnos a cuestionarnos sobre que debemos hacer o como debemos actuar ante un suceso determinado. Podría decir que la vida es una largometraje sin libreto (lo cual la  hace más difícil), que tenemos que enfrentar a diario con sus buenos y malos momentos.

Ya sabemos que la felicidad no es eterna ni permanente, sino que son solos pequeños momentos felices los que convierten el vivir de una persona un fenómeno llevadero.

Me he puesto a pensar que si el mundo estuviera habitado por un solo individuo no habría de que preocuparse, pero imagino que la soledad mataría a ese ser humano. Sin embargo estamos rodeados de personas las cuales (si de verdad nos importan) deseamos descifrar y sumergirnos en sus pensamientos para buscar una mejor comprensión.

Pero es que: “cada cabeza es un mundo”, y de forma jocosa nadie es robot para uno poder controlarlo a su antojo (aunque a veces imagino que mucho de nosotros anhelaría eso). De forma paradójica esto hace nuestra vida más interesante, porque nos permite conocer visiones y perspectivas diferentes a las nuestras. Sería imposible negar que algunas veces las percepciones entre individuos chocan produciendo reacciones características parecidas a los truenos y rayos, pero independientemente a la incompatibilidad de caracteres que puedan existir entre dos personas hace que uno trate de mejorar y superarse de forma personal.

La vida está llena de situaciones “sencillamente complejas”, las cuales de una en una complementan nuestras experiencias, y ponen a prueba nuestra capacidad de reaccionar en un momento determinado. Por desgracia no todos los seres humanos son capaces de responder de formar racional. El asunto radica en que todos estamos en la tierra y a mi parecer tenemos una misión que cumplir (sea productiva o dañina).

En definitiva, nacimos de una decisión sin ni siquiera ser consultados y sólo nos queda el camino de seguir la vida como si fuera un juego que otro ha comenzado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s